NOTICIAS

Bierhuis: la libertad de las catas de cervezas

1+

Una de las cosas más lindas en el mundo de las cervezas es tener la posibilidad de aprender sobre ellas, acompañarlas de ricos alimentos y finalmente, poder tener la experiencia de disfrutar una buena cata de cervezas. Precisamente es lo que los amigos de Bierhuis buscan brindar: cervezas de calidad, maridajes, educación y experiencia sensorial perfecta. De todas formas, lo lograron.

#LaCataLibre

Bajo un bello día soleado y dentro de una linda parcela en la comuna de La Florida los chicos de Bierhuis nos reciben con los brazos abiertos, tal como al resto de asistentes. Francisco Saldías y Alberto Pozo, los capos de Bierhuis nos entregan un mini vaso «nonic» un ticket que detalla las cervezas y los estilos a catar. El ticket es un detalle importantísimo, ya que además de entregar estadísticas vitales de cada una de las chelitas, también nos permitía ir sabiendo cual tocaba, ya que los chicos iban marcando el ticket tal cual como se marcan en un viaje en tren.

bierhuis 1

Las catas libres, tal como se llaman, se caraterizan por brindar la experiencia sensorial de cervezas y maridajes en un contexto libre y acogedor. Tu llevas tu mantita, te ubicas en algún lugar (hay abundante pasto) y te acomodas. Con tu vasito puedes ir a la barra libre de shops (gran añadición) y beber mientras esperas la próxima cerveza de la cata. Respecto a las salidas de shops podemos señalar que habían tres variedades:

Scar Beer, Belgian Style 9.0%. Una muy buena chelita inspirada en la escuela belga; bien especiada y con toques frutales. Haendel, Red Maiden con chips de roble. Una red ale bien maltosa donde el roble le otorga un sabor tostado y amaderado importante. A pesar de su sabor es ligera y de fácil beber. Y también de Haendel, Hidromiel «Elixir of the gods»; una hidromiel super bebible y fresca. Con evidentes sabores frutales y florales, muy balanceada. La favorita de los asistentes de esa tarde.

bierhuis 2

A lo que fuimos: catas y maridajes

Respecto a las cervezas que pudimos catar, la verdad es que nos sorprendimos. Hemos probado ya muchas cervezas, pero de las 7 cervezas que son parte de la cata libre 5 nunca habíamos tenido el placer de conocer. Además los maridajes para cada cerveza fueron capaces de resaltar de manera excelente cada una de las 7 experiencias que tuvimos.

1. Original 5.0, Weizen (5.0%). Weissbier con chifles de plátano: Partimos la cata con una clásica cerveza de trigo en formato lata. Cerveza muy afrutada (plátano) y especiada (clavo de olor), de cuerpo medio, espuma gruesa y de carbonatación suave. La pudimos maridar con plátanos fritos, así que tal como indica el perfil frutal de la cerveza, pudimos encontrar un delicioso maridaje por complemento y corte. Acá el gusto del plátano en ambos alimentos se potenciaba, y además la cerveza nos ayudaba a limpiar la grasitud que quedaba al comer estos plátanos fritos. Liviano e ideal para comenzar la velada. Excelente entrada.

 

2. Evil Twin, Normader Weisse (4.0%). Berliner Weisse con ceviche de champiñón: Este estilo de cervezas se caracteriza por su acidez y sequedad. Es una cerveza muy fresca y ligera, lo que la hace altamente bebible. Hay que señalar que la acidez se debe a la acción de lactobacilos, y no por la acción de un cítrico. El maridaje fue interesante, ya que la acidez aportó al sabor complejo del ceviche que tenía varias verduritas. En este sentido el limón no era tan necesario ya que la cerveza aportaba la experiencia. Muy rico.

 

3. Kerze, Ziggy Baltic Porter (6.5%). Baltic Porter con Pastel de choclo: Una baltic porter es una cerveza oscura, de cuerpo suave. De gran carbonatación y esponjosa espuma, presenta notas a café, cacao, caramelo y frutos secos (avellana, nuez). Más ligera y alcohólica que una clásica porter inglesa. Una gran sorpresa se nos presenta con el maridaje del pastel de choclo, algo que nunca se nos hubiera ocurrido. Es impecable la sensación de sabores en boca, donde ambos dulzores se complementan muy bien, pero el tostado de la cerveza aparece contrastando los salados del pastel en segundo tiempo. Explosión de los sentidos, sublime.

 

4. Tamango Brebajes, OG (7.5%). Double IPA con Pizza artesanal: Esta doble IPA se caracteriza por ser ultra refrescante y tomable. Es un golpe potente de lúpulo en aromas y sabores, pero a pesar de su fuerza tiene un cuerpo pleno y accesible para todos. La pizza que probamos la hicieron a nuestra vista minutos antes, lo que le da un valor añadido. El queso azul que tenía entregaba sabores potentes y deliciosos; la IPA actúa como un corte a estos sabores y a la grasitud clásica del queso de una pizza. Una maravilla.

 

5. Kerze, The Fucking Pumpking ale (5.0%); Cerveza de otoño con pizza artesanal de ají de gallina: Un estilo de cerveza poco común en Chile, pero frecuente en EEUU. Una cerveza de cuerpo medio, de dulzor especial y especiada. La calabaza se siente, pero no empalagosa, si no que acompaña bien el caramelo de las maltas.Nuevamente maridada con pizza artesanal, donde los ingredientes clásicos del ají de gallina acompañan muy bien el sabor de la cerveza, potenciando sus sabores. Una sorpresa.

 

6. Kerze, Ciruja’s IPA (6.2%). Ipa Argenta con pie de limón casero: IPA argenta es un estilo propio de argentina, aceptado por el BJCP. Esta Kerze es de perfiles frutales cítricos, muy fresca y aromática. En boca es de amargor moderado, con toques cítricos y también acaramelados gracias al uso del trigo. El maridaje destaca por la potenciación de sabores, donde los cítricos son protagonistas absolutos en boca y los dulzores son armonizados de manera excepcional. Un manjars.

 

7. Tamango Brebajes, Valaresso (7.0%). Kettle Sour con pannacotta con mermelada de damasco: Esta sour fabricada con más de 400kg de duraznos y damascos es una cerveza atípica. De cuerpo alto, baja carbonatación, aromas evidentes a frutas y de suave acidez; es como beber un néctar sabiendo que también es una cerveza. Esta Tamango la probamos con un postre con mermelada de damasco; y como ya deben suponer, ambos se potencian porque contienen el mismo ingrediente fundamental. Un postre a la segura.

 

La experiencia de la cata libre es única, y tenemos todas las ganas de volver a vivirla con los amigos de Bierhuis. Les damos infinitas gracias por su invitación, e invitamos a todos los poncheleros a que puedan asistir a sus catas. Aparte de aprender bastante, se bebe y se come muy rico.

Síguelos en sus redes sociales: https://www.instagram.com/bierhuischile/

bierhuis 17