DESTACADO

Baby Yoda cerveza propia tiene ya

1+

¡Baby Yoda su cerveza propia tiene ya! No sabemos si tiene edad para beberla, pero el personaje de la serie The Mandalorian ya tiene su propia cerveza, una West Coast IPA de 7 grados de alcohol.

Vía: Esquiere

Este es el camino… de elaborar cerveza. Baby Yoda, uno de los personajes centrales de la serie de Disney+ The Mandalorian, se ha convertido, gracias a Fort Rock Brewing, una marca independiente de cerveza artesanal de California (Estados Unidos), en una West Coast IPA de sabor tropical y 7 grados de alcohol.

La cerveza se presentará oficialmente el próximo 23 de octubre, pero acá les presentamos un spoiler.

Antes de lanzarse a producir como locos y, entendemos, adquirir la licencia del personaje (porque, si no, esto va a durar mucho), algunos beer ñoños ya la han probado.

Baby Yoda Cerveza

Baby Yoda beer

La cerveza de Baby Yoda tiene, según los que la han probado, notas picantes de cítricos maduros y frutas tropicales, con lúpulo Citra, Moutere y Simcoe. Esta cerveza de inspiración mandaloriana tendría 58 IBU.

Como no la hemos podido probar (así que poco más te podemos contar sobre la cerveza, además de lo que ya hemos soltado y de la foto que hemos conseguido), lo mejor, de momento, es la promoción que está realizando en redes la propia marca en redes.

Dos soldados exploradores de lo que hasta ahora había venido siendo el Imperio, también llamados  scout troopers (uno de ellos, recuerda, es Jason Sudeikis, que no se te olvide, el único responsable de la paliza a Baby Yoda) vigilan la ciudad a los lejos:

«¿Has oído hablar alguna vez sobre Baby Yoda?», dice uno de ellos. «¿Te refieres a ese ser verde pequeñito al que protege el mandaloriano?», responde el otro con otra pregunta. «No, hombre a la cerveza de Fort Rock», añade.

El vídeo no tendría gracia de no ser por el análisis certero del espíritu de los dos  scout troopers. «Vamos a tomar una cerveza», dice uno. «Tenemos un trabajo que no tiene sentido, nadie se va a dar cuenta si nos vamos», añade.

«Vigilamos una ciudad que está allá, a lo lejos, demasiado lejos. No tiene sentido», continúa. «Es que somos scout troopers», responde el otro. Y ahí se contiene el espíritu de esos soldados nacidos para caerse de sus motos deslizadoras 74-Z.